Blog - noviembre 8, 2021

Fomenta las ideas descabelladas

Para desarrollar ideas creativas durante una sesión de brainstorming en grupo, se necesita tener un espacio seguro.

Un entorno en el que los participantes se sientan cómodos para compartir sus ideas, incluso las más descabelladas, permitiendo que otros miembros del equipo se basen en ellas. 

Todo mundo puede tener ideas creativas, sin embargo, a veces la gente se siente incómoda compartiendo ideas poco convencionales. A algunas personas les resulta difícil decir lo que piensan y comunicar sus pensamientos novedosos. Dado que las ideas locas suelen dar lugar a las ideas más interesantes, esta resistencia a compartir pensamientos inusuales puede perjudicar en gran forma una sesión creativa.Esta técnica que hoy te comparto, va a ayudar a generar ideas muy creativas y permitirá animar a todos los participantes a buscar ideas realmente interesantes.

Debes iniciar con una pregunta que es fundamental para detonar nuevas ideas y que establezca el reto que quieres resolver, esta es: “¿Cómo podríamos….?”. 

Ya que el desafío esté claro (artículo sobre la importancia de establecer un reto claro) para todos los participantes de la lluvia de ideas, continuas entregando a cada uno, una hoja de papel previamente dividia en tres partes. (puedes usar el archivo disponible en recursos)

Inicia el ejercicio pidiendo a cada miembro que escriba una solución completamente descabellada para este desafío. Algo que no esté permitido, que sea ridículo, una idea totalmente futurista o de otra época, incluso poco realista, pero siempre pensando en la solución al reto que estamos resolviendo.

Una vez que todos hayan terminado, deben pasar el papel al compañero de la derecha.

Pide ahora que cada uno lea en silencio la idea que está escrita en la primera sección del papel, luego, debe añadir algo a la idea original. Esta nueva propuesta debe ser aún más absurda, algo que sea tan incoherente que haga reír a su siguiente compañero.

Una vez escrito, vuelven a pasar el papel al vecino de la derecha.

Pide a tu equipo que en la tercer parte de la hoja, escriban ideas factibles basadas en las ideas anteriores. Esas ideas locas son una especie de trampolín para generar nuevas soluciones creativas al desafío que establecieron al principio. Recuérdale a los participantes que el objetivo en esta etapa es encontrar la manera de que las ideas anteriores sean viables.

Algunas preguntas que podemos hacernos para conservar la novedad de las ideas propuesta serían:

  • ¿Qué valor tiene esta idea? ¿Podemos alcanzarla de otra manera?
  • ¿Cuáles son los contras de esta idea? ¿Cómo podríamos eliminar estos inconvenientes?
  • ¿Cuál es el fundamento de esta idea? ¿De qué otras formas podemos lograrlo? 

A través de esta técnica, podrás mitigar la inseguridad de algunas personas que se sienten incómodas compartiendo sus ideas más absurdas, ya que este es el objetivo del ejercicio y todos los participantes están haciendo lo mismo, incluso, aquí se fomenta que las ideas sean completamente ridículas. 

Asimismo, la importanica de este ejercicio es entender que es más facil convertir una idea extravagante en una solución factible, que convertir una idea aburrida en algo innovador.

Prueba esta técnica con tu equipo y comparte en los comentarios tu experiencia.

Si te gustaría que tu sesión sea moderada directamente por Flor Varón, escribe en la sección de contacto, para hacer una cita.

¡Siempre impulsa tus ideas!